Cómo organizar una cata de vinos con amigos

Ideas para organizar una cata de vinos con amigos

Si quiere organizar una cata de vinos con amigos en casa y no sabe por dónde empezar, en este artículo intentaremos darle algunos consejos para que su fiesta tenga éxito. 

Las catas de vinos son relativamente sencillas de organizar y suelen tener un índice de éxito bastante alto. Para empezar, nosotros le recomendamos que escoja un tema que le ayude a la hora de seleccionar los vinos adecuados. Por ejemplo, vinos de España con denominación de origen. 

A continuación, planee meticulosamente como quiere servir los vinos. En qué copas y en qué orden. Sobre las copas le recomendamos que no se complique demasiado, elija copas versátiles, que puedan valer para diferentes vinos. En el próximo artículo hablaremos más a fondo sobre la importancia que tienen las copas, pero de momento no se complique.

Nuestra recomendación es que no desvele qué vinos están tomando hasta el final, para que los invitados puedan escoger cual ha sido su favorito y describir lo que cada uno de los vinos les ha evocado. Para no perderse con que vino están tomando, un buen consejo es tener las copas marcadas con pegatinas pequeñas de diferentes colores o con pequeños post-it.

Entre vino y vino puede servir comida. Los quesos suelen hacer buen maridaje con el vino. Aunque alguno de sus amigos podrá recurrir a la más que manida expresión de me la has dado con queso... 

Tipos de catas de vino que puede organizar:

La cata de vinos vertical: Consiste en centrarse en un mismo vino elaborado por el mismo productor y con la misma variedad (Ej. Tempranillo Más de LEDA) pero en diferentes añadas (Ej. 2001, 2003, 2005, 2007, 2009).  Este tipo de cata mostrará a tus invitados lo mucho que puede cambiar el sabor y aroma de un vino dependiendo de la añada.

La cata de vinos horizontal: En este caso, nos centraremos en una denominación de origen y una añada. Por ejemplo, varios  vinos de tempranillo de Rioja. Otra opción, es elegir varios vinos de una misma bodega. Este tipo de cata mostrará a tus invitados las grandes diferencias que existen entre vinos que a pesar de haber sido elaborados en una mis región, tienen grandes diferencias en sabor.

Cata de vinos por denominación: Otra opción puede ser centrarse en vinos que tengan algo en común como la denominación de origen. Es decir, probar por ejemplo cinco vinos de Ribera del Duero de diferentes productores. Lo más recomendable es que sean todos de la misma añada.

Cata de vinos con una denominación común: A veces, la gracia también puede estar en abordar la fiesta con vinos diferentes que aparentemente tengan poco en común, por ejemplo vinos de una misma variedad pero de distintas regiones o vinos blancos fermentados en barrica pero de distintas denominaciones de origen.

A continuación, tiene una pequeña enumeración de algunos tipos de uva famosas. Cada uva tiene sus características y en función de factores como la acidez, el nivel de azúcar, la intensidad tánica o el nivel de oxidación darán lugar a vinos completamente diferentes.

Ejemplos para uvas tintas: Tempranillo, Pinot Noir, Garnacha, Graciano, Mencía, Zinfandel, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah.

Ejemplos para uvas blancas: Albariño, Macabeo, Malvasía, Moscatel, Chardonnay, Sauvignon blanc, Riesling.

Cata de vinos por precios: Otra de las opciones a barajar a la hora de hacer una cata de vinos puede ser la comparación de vinos de diferentes precios. Por norma general, la gente asume que cuanto más caro es un vino mejor tiene que ser. Aunque esta sentencia suele tener su justificación y la realidad suele confirmarla, el resultado final depende del paladar de cada individuo. Por ello, suele resultar divertido probar el paladar de tus invitados con vinos de diferentes precios o diferentes regiones. (Ej. Blaneo de Pagos de Aráiz y Viñas Viejas de Leda). Esto te permitirá meter un gazapo en la mesa, una trampa que tus invitados no se esperen. Por ejemplo, se supone que estamos haciendo una cata de vinos D.O. Rioja y hacia el final de la cata, cuando el paladar de sus invitados empieza a flaquear, mete un tinto de Murcia. (-Que me perdone la gente de Murcia-).

La pregunta del millón siempre es cuánto gastarse. La respuesta depende de su poder adquisitivo y de lo mucho que admire a sus amigos. Por cierto, no le recomendamos que añada ningún vino del tipo tetra-brick. Podría causarle problemas y hacer que alguno de sus amigos se sienta avergonzado.

Y eso es todo por hoy. Esperemos que estos consejos e ideas le sirvan para impresionar a sus amigos con una velada gratificante.

Comentarios

Todavía no hay comentarios

Deja tu comentario

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados.