Consejos a la hora de comprar un vino

Consejos a la hora de escoger un vino

Cuando vamos a una tienda de vinos nos enfrentamos con una infinidad de botellas y marcas de vino diferentes, a veces es tan grande la variedad, que nos perdemos entre tantas botellas. En ocasiones, incluso dejamos de lado nuestra idea de compra inicial porque no podemos determinar cuál era el producto que queríamos. Otras veces, tendemos a elegir un vino que ya hemos probado con anterioridad, por miedo a errar en la elección. En mi opinión, no hay que tener miedo a probar nuevos vinos, hay que experimentar e investigar, esa es la mejor forma de aprender. Nunca se sabe que nuevos tesoros se puede uno encontrar tras el corcho de una nueva botella de vino. 

Si es un amante del vino pero no se considera un experto, este artículo tal vez le de algunas ideas la próxima vez que quiera comprar un vino. A continuación, se exponen varios consejos a la hora de enfrentarse a la elección de un vino.

Edúquese todo lo que pueda:

Si no sabe nada sobre vino, mi recomendación sería que empezase asistiendo a catas de vinos, si lo hace con amigos mejor aún. En Masaveu Bodegas podemos organizarle una cata de vinos en alguna de nuestras bodegas, tan sólo tiene que mandarnos un email

Lo bueno de organizar catas de vinos con amigos es que puedes compartir opiniones y aprender de lo que otros opinan, además de escuchar las opiniones del experto que le guíe en la cata.  

Si va a comprar vino a una tienda cerca de su casa, no tenga miedo en pedir consejo a la persona que esté a cargo de la tienda, generalmente suele conocer los vinos que vende y sabe diferenciar entre unos y otros, pudiéndole contar las principales características de cada uno. A veces unas pocas palabras bastan para saber si un vino le va a gustar o no. 

Otra opción es escoger el método autodidacta. Hay miles de libros que le pueden ayudar a conocer mejor la cultura del vino. Cuanto más lea sobre la materia más entenderá los porqués de cada vino. Algunos de estos libros son para principiantes como Vino para dummies, pero también los hay más avanzados como el Manual del catador de vinos. Lo cierto es que hay toneladas de libros y publicaciones disponibles sobre el mundo del vino que pueden ayudarle a adquirir conocimientos y mayor criterio a la hora de catar un vino. Lea sobre los métodos de producción de los diferentes tipos de vinos, sobre las diferentes regiones y tipos de uva, sobre como afecta el clima y las condiciones de la tierra al producto final. Todo ello, le servirá para entender mejor cada vino que cate. 


Déjese guiar por fuentes confiables:

En muchas ocasiones, dejarse guiar por fuentes confiables, como pueden ser amigos o conocidos, es una buena opción. Otras fuentes que le pueden servir como guía a la hora de escoger un vino son las revistas especializadas, los rankings o los artículos de algunos famosos gurús y críticos de vino. Robert Parker es el más famoso de todos ellos, pero hay muchos más como Patrick Comiskey, Neal Martin, Eric Asimov, Jeannie Cho Lee o los españoles José Peñín y Victor de la Serna. Si sigues las opiniones de los expertos será muy difícil que te confundas a la hora de escoger un vino, aunque también es cierto que su paladar no tiene porque coincidir con el de estos críticos. 

Tenga cuidado con los anuncios:

Mucha gente escoge el vino que va a beber porque lo ha visto en algún anuncio en televisión o porque ya lo conoce de haberlo visto en el supermercado. Es decir, le suena y se encuentra presente en su mente como algo que ya conoce. En la medida de lo posible, no vaya por aquellos vinos que se comercializan en masa, por lo general no son de muy buena calidad y se producen como un producto industrial, en vez de como un producto agrícola. Aunque siempre hay excepciones. 

Si la cartera se lo permite, escoja vinos más exclusivos y su paladar se lo agradecerá. Es cierto que el precio no siempre es un criterio certero de calidad, pero generalmente cuando algo es más caro también se puede decir que es mejor.

Por otro lado, no se conforme con leer las etiquetas, indague y vaya más allá, pregunte opiniones y navegue por la red buscando información. Las etiquetas de los vinos suelen dar cierta información valiosa como la denominación de origen, el tipo de uvas que se utilizaron para elaborar el vino o el tiempo de maduración del vino; pero más allá de esta información, el resto suele ser marketing enfocado a la venta.

Ser un ávido bebedor de vino:

Por último, pero no por ello menos importante, para poder determinar el tipo de vino que completa sus papilas gustativas, sólo tiene que hacer de la cata de vinos su afición, probar todos los vinos que pueda y disfrutar de los mismo. Beber con frecuencia pero con moderación. Quizás, algún día, llegue a encontrar el vino que encaja a la perfección con sus gustos. Como decían Alceo de Mitilene y Plinio el Viejo, "In vino veritas o en el vino está la verdad".

Comentarios

Todavía no hay comentarios

Deja tu comentario

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados.